SOLAR TÉRMICA

La energía solar térmica consiste en el aprovechamiento de la radiación solar mediante el uso de paneles solares térmicos para distintas aplicaciones como son el calentamiento de agua sanitaria o el agua para piscinas cubiertas y de intemperie o piscifactorías, calefacción por suelo radiante, el precalentamiento de agua en procesos industriales, y la obtención de frío en equipos industriales de absorción.

En cuanto a las instalaciones, podemos encontrar desde equipos compactos para dotar de agua caliente sanitaria a una casa unifamiliar, hasta instalaciones mas complejas con fluidos caloportadores distintos al agua, intercambiadores de calor, grandes depósitos de acumulación, etc.

La instalación consta de los siguientes componentes: captadores solares (de placa plana, o de tubos de vacío con o sin tubo de cobre), circuito primario, sistema de acumulación general o individual (interacumulador), intercambiador de calor, circuito secundario, bombas de recirculación, y vasos de expansión.